Preguntas frecuentes bodas

Si tienes alguna una duda, puedes escribirme y estará encantada de resolvértela. Pero es muy probable que tu duda esté resuelta en este apartado, en el que he recopilado las preguntas más frecuentes que suelen hacer mis clientes.  

¿Por qué contratar un fotógrafo profesional si podemos tirar de las fotos que hagan los invitados?

Pues porque inviertes mucho dinero, tiempo e ilusión en preparar vuestra boda, y es una pena que descuides lo único que perdurará para siempre, lo que os permitirá revivir vuestro día las veces que queráis. Son tantas las parejas que al ver su reportaje me han contado emocionados que habían descubierto cosas que no sabían que habían ocurrido. Para mí eso no tiene precio. Además, ¿que prefieres, ver a tus invitados viviendo vuestra boda y disfrutándola despreocupados o con el móvil/cámara en mano haciendo fotos sin parar? Desde luego que el resultado nunca podrá ser el mismo.

No nos gusta posar, ¿será un inconveniente?

Para nada. Es más, me encanta cuando me decís eso porque significa que sois muy afín a mi estilo natural de fotografía de bodas. No tendréis que preocuparos más que de ser vosotros mismos, que yo haré el resto.

¿Qué hacemos para contratarte?

Muy sencillo. Sólo tenéis que contactar conmigo para comentarme cuándo es vuestra boda y así poder ver si tengo disponibilidad para ese día. A partir de ahí, nos podremos reunir para contaros con todo detalle cómo trabajo y qué os entregaré. Me haré una mejor idea de cómo sois y de cómo será vuestra boda, y os resolveré todas las dudas que os puedan surgir. Cuando vivimos lejos, una videoconferencia es la solución para ponernos cara y charlar lo que necesitemos. Una vez tomada la decisión, sólo tendríais que hacer el pago de la reserva y firmaremos un contrato. Y ese día ya seré entera vuestra. Realizo un número limitado de reportajes de boda al año, por lo que es ideal que una vez que lo tengáis claro, hagáis la reserva lo antes posible.

¿Te desplazas a nuestra boda?

Sí, y además es algo que disfruto especialmente. Los precios son los mismos, con la única condición de que vosotros cubrís el gasto de desplazamiento cuando el viaje sea largo, así como el alojamiento (a veces me ofrecéis la casa de un familiar o la vuestra ¡y yo encantada!).

¿Cuándo tendremos nuestro reportaje?

Intento no tardar más de dos meses en entregaros el reportaje, ya que entiendo que estaréis deseosos de ver el resultado. Cuando además del reportaje contratáis también el álbum, el tiempo de entrega es algo mayor, aunque siempre trato de que sea el mínimo posible.

¿Serás tú la fotógrafa de nuestra boda?

Sí, estaré con vosotros para no perderme nada de vuestro día. Cuando lo considere necesario, os aconsejaré llevar a un segundo fotógrafo de total confianza y con la misma forma de entender la fotografía, para dar una mayor cobertura entre los dos.

Queremos hacernos un reportaje de pareja pero no tenemos previsto casarnos, ¿es posible?

Por supuesto. Hago reportajes de pareja sin que sea necesario que os vayáis a casar. Contar vuestra historia de amor a través de la fotografía es una idea original, romántica y eterna. Escribidme y os cuento.

¿te unes?

Me gusta mantener el contacto con aquellas personas que en algún momento se han interesado por mi trabajo. Contarles qué tal va todo, mostrarles fotos bonitas, pensar en promociones para agradecerles su apoyo... 

Quién sabe, tal vez algún día necesites que alguien cuente tu historia, así que, si te han gustado mis fotos, el mejor modo de no perderme de vista es suscribirte a mi newsletter.

 Me considero una persona bastante respetuosa con el tiempo de los demás.  Prometo no llenarte el buzón de publicidad.

Menu